autos usados en autos usados

Si de mi voz florece la canción, motivo de tu dar;
si de tus ojos nace la bondad
de abrirme en el verso un palpitar:
no me dejes ir.